Cumbre de Cancún 2010


La cumbre de Cancún para el cambio climático, celebrada entre el 29 de noviembre y el 10 de diciembre de 2010 bajo el auspicio de Naciones Unidas, ha conseguido finalmente, contra todo pronóstico, un acuerdo de mínimos que plantea un porcentaje concreto en la reducción de emisiones de efectos invernadero: entre un 25 y un 40% por debajo de los niveles de 1990.

Acuerdo de la cumbre de Cancún contra el cambio climático

Los 194 países que han acudido a las negociaciones han establecido como objetivo, con la reserva de Bolivia, la reducción antes de 2020 de los gases de efecto invernadero entre un 25 y un 40% con respecto a los niveles de 1990. Este compromiso atañe a aquellos países que están vinculados legalmente por el actual Protocolo de Kyoto, que expira en 2012.

En la práctica es un acercamiento hacia una prolongación del protocolo durante ocho años más, aunque los países se han negado a renovar automáticamente el tratado. Sin embargo, el llamado "acuerdo de Cancún" sería más ambicioso que el tratado de Kioto, firmado en 1997, ya que éste último solo establecía una reducción del 5 por ciento de las emisiones.